Blog

Menopausia: el cambio de vida

Escrito por:

Menopausia: el cambio de vida

Menopausia es el término médico que designa la fecha de la última menstruación en la vida de una mujer. La palabra deriva del griego men, que quiere decir mes, y pausis, que significa cese. La menopausia es una parte natural del proceso de envejecimiento debido a la menor producción de hormonas –estrógeno y progesterona- que acompañan la pérdida de la capacidad de reproducción.
La edad promedio para que ocurra la menopausia son los 50 años, con límites que oscilan entre los 42 y 56 años. Se considera que una mujer es menopáusica cuando no tiene la menstruación durante un año sin estar embarazada y sin una enfermedad que cause su ausencia.

¿Qué es la menopausia prematura? La menopausia prematura sucede antes de los 40 años de edad -ya sea en forma natural o inducida. Algunas mujeres llegan a la menopausia prematura a causa de antecedentes familiares (genes), tratamientos médicos (cirugía para extirpar los ovarios) y tratamientos para el cáncer (como quimioterapia o radiación en el área pélvica).
¿Cuáles son los síntomas de la menopausia? En ningún caso la menopausia es una enfermedad o un proceso patológico; sin embargo, algunas mujeres pasan años difíciles a causa de los cambios hormonales.
Los síntomas más evidentes del comiendo de la menopausia, en realidad la perimenopausia, son las alteraciones del ritmo del ciclo menstrual (menstruaciones muy próximas o separadas) o cambios en la cantidad del flujo menstrual (por exceso o por defecto).
Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Aumento de peso
  • Sofocos o bochornos
  • Insomnio
  • Sudor nocturno
  • Sequedad vaginal
  • Dolores articulares
  • Fatiga
  • Pequeñas pérdidas de memoria
  • Molestias intestinales
  • Resequedad en los ojos
  • Picazón en la piel
  • Cambios de humor
  • Facilidad de sufrir infecciones urinarias
  • Pérdida de grosor en los huesos, que pueden causar pérdida de estatura y quiebre de huesos (osteoporosis)
  • Pérdida de densidad en el cabello

En algunas mujeres, muchos de los síntomas de la menopausia desaparecerán con el tiempo sin ningún tratamiento. Otras decidirán tomar medicamentos recetados que contienen hormonas que sus ovarios dejan de producir. La terapia con estrógeno suele recibirse por medio de una pastilla, un parche para la piel, en forma de crema o gel, o por un dispositivo intrauterino o anillo vaginal.
La terapia hormonal puede ayudar a reducir los bochornos, tratar la sequedad vaginal, aminorar el deterioro de los huesos y reducir los cambios de humor y la depresión.
¿Y los tratamientos naturales? Algunas mujeres deciden tomar productos derivados de hierbas para aliviar sus síntomas. Algunos de los más comunes son:

  • La soya. Ésta contiene fitoestrógenos (substancias similares al estrógeno provenientes de la planta). Sin embargo, no existe ninguna prueba de que la soya u otras fuentes de fitoestrógenos alivien verdaderamente los sofocos. Algunos de los productos de soya son: el tofu, el tempe, la leche y los frijoles (porotos) de soya.
  • Algunas hierbas, como por ejemplo camote salvaje, dong quai y raíz de Valeriana.

Puede que los productos provenientes de las plantas parezcan ser más naturales o seguros que otros tipos de hormonas, pero no existen pruebas de que lo sean. Asegúrese de hablar acerca de estas sustancias con su médico antes de tomarlas. También debe decirle a su médico, si está tomando otros medicamentos, ya que algunos de estos productos pueden hacerle daño si se combinan con determinadas drogas.

0


Siema UMN

Acerca del autor

SIEMA es un programa patrocinado por la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, bajo los auspicios de la Asociación Ministerial, para enfrentar las necesidades específicas de las esposas de los ministros.

Deja tu comentario